Limpieza de otoño

Lo habitual suele ser la limpieza de primavera, está muy de moda en el mundo anglosajón lo de librarse de todo conforme aparecen los rayos de sol. Bueno, es fácil y divertido tirar los jerseys llenos de bolas de usarlos todo el invierno y las botas destrozadas por la lluvia. Y poner la casa de colores claritos y todo felicidad.

Pero yo, como soy muy de llevar la contraria, resulta que me he puesto a hacer limpieza de otoño. No ya en la casa, que también. Pero en mi vida. He empezado en el gimnasio. Esfuerzo terrorífico porque odio hacer ejercicio. Pero a la vuelta del viaje, después de caminar tanto, me encontré bastante ágil y quise aprovechar el tirón.

Y uno y dos...

Y uno y dos…

Y además me he puesto a dieta para quitarme algunos kilos rebeldes. Pero no es una dieta rigurosa. Y no temáis, de momento no me voy a volver superfit ni voy a inundar el blog de entrenamientos y recetas con proteína whey de esa. Estoy comiendo sano. Platos sencillos, intentando incluir la máxima verdura posible.

Es difícil, mantener la casa a raya, no dejando que se acumule todo, gimnasio, trabajo y además el blog cuando puedo. Y también estoy trabajando en mi crecimiento y tranquilidad personales. Relajación, meditación, paz espiritual. A ver si me dura o dentro de una semana a más tardar salgo echando sapos por la boca como de costumbre.

Aunque intentaré hacer un paso a paso de alguna receta más elaborada, tengo que organizarme para ello. De momento solo dejo un par de ideas de platos como pueden ser el que comí hoy, abadejo en salsa de tomate y verduras y batata al horno. Me gusta mucho la batata, dulce como es. Además me resulta suave y digestiva. Si no os gusta el dulce en los platos salados podeis usar batata blanca que es menos dulce o patata. Se corta en bastones, se rocía con una gota de aceite y se reparte bien, se sazona con sal y lo que querais (pimienta, hierbas…) y al horno precalentado a unos 180º 30 minutos o hasta que esté tierna y dorada. Riquísima. Para organizarme con el resto del plato he dejado la salsa haciéndose mientras bajaba al gimnasio y luego solo he tenido que hervir en ella unos minutos el pescado. Un plato relámpago.

Abadejo en salsa con batata al horno

Abadejo en salsa con batata al horno

Otro plato que he hecho recientemente, en este caso para cenar, ha sido pollo marinado con salsa de soja y vino, cocinado a la plancha y acompañado con unas verduras variadas (pac choi, cebolla, calabaza, calabacín, zanahoria y colinabo) salteadas con jengibre y un poco de salsa de marinar. Muy buenas también y hechas en un momento

Pollo marinado con verduras salteadas

Pollo marinado con verduras salteadas

Y bien, habéis hecho limpieza de otoño alguna vez?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s