A coger sol!!

How

Pero con seguridad y precaución. Es cierto que cada vez estamos todos más concienciados con los peligros de la exposición al sol. No debemos olvidar que la incidencia de cáncer de piel avanza y hay que cuidarse mucho. Pero también es cierto que el sol es fuente de vitamina D y que con las precauciones adecuadas podemos disfrutar de él en la playa o en la piscina durante el verano.

Todo esto que expongo aquí no tiene nada de nuevo y pueden ser obviedades, pero conviene recordarlo y tenerlo siempre presente, porque nos estamos jugando no solo la belleza de nuestra piel, si no también su salud, que es lo más importante.

  • En estos tiempos y en estas épocas del año en el que las radiaciones solares son más intensas, creo que es vital no exponerse sin crema, por supuesto y además con una crema de alto Factor de Protección Solar (FPS). Yo utilizo siempre crema de 30 FPS como mínimo y en caso de exposiciones prolongadas, de FPS 50. Hay índices menores en el mercado y creo que pueden ser adecuados para el día a día, por ejemplo, pero si vamos a la playa o a una excursión al sol, yo no me aplicaría menos de factor 30, aun siendo una persona de piel morena. Hay que recordar reaplicar la crema con frecuencia, siguiendo las instrucciones que señala de periodos de aplicación y demora antes de exponerse a la radiación solar.
  • La crema no lo protege todo. Hay horas del día o bien si se va a pasar mucho tiempo al sol, es conveniente protegerse más, bien sea pasando esas horas a la sombra o incluso cubriéndonos con prendas. Hoy en día hay tejidos que protegen de los rayos UVA. Imprescindibles para niños pequeños, a los que a veces es difícil apartar del agua en verano. Utilizar también gorro o sombrero para evitar insolaciones y golpes de calor. Y también hidratarse mucho y bien a lo largo del día, no solo cuando tengamos sed.
  • Mucho cuidado con las sombrillas. Filtran mucha radiación, pero no toda. Cuidado con pasar el día en la playa porque son muchas horas de exposición a los rayos solares, que sumadas en todas las vacaciones pueden poner en riesgo a la larga nuestra piel. Es mejor aprovechar las horas centrales del día, en las que la radiación es más intensa para acercarse a la sombra de un chiringuito para comer, tomarse un helado o llegarse hasta casa para comer y hasta dormir la siesta. Seguro que aun así quedan suficientes horas de playa!
  • A pesar de que casi todas las marcas blancas disponen de linea solar, yo prefiero los productos de marcas “de siempre” de productos solares, ya sean de farmacia, de perfumería o de supermercado. No porque sean más eficaces o porque los productos de marca blanca protejan mal. Hoy en día los filtros solares son de sobra conocidos y además esos productos pasan exhaustivos controles de calidad y seguridad. Pero, al menos según mi experiencia personal, suelen ser productos que en altos factores son difíciles de extender convenientemente, con el riesgo de que quede alguna zona desprotegida. Las marcas punteras suelen innovar más y conseguir texturas más ligeras, de fácil absorción y aplicación, lo que hará más confortable nuestra experiencia y además evitará que sintamos esa pereza de “pringarnos” con crema frecuentemente. Muchas veces la diferencia de precio no es tan exagerada y merece la pena ser tenido en cuenta.
  • Una cosa al tener en cuenta, sobre todo si sois de las que no paráis quietas, como yo, es aplicar la crema bien por debajo de las líneas del bikini. El motivo es que si la aplicáis al ras cuando lo tenéis muy compuestito, cuando empecéis a moveros, a hacer snorkel, jugar a las palas, nadar o corretear, el bikini se moverá y dejará expuesta al sol una zona de piel sin protección y eso os arriesga a sufrir una quemadura, sí, mi culo lo sintió en sus carnes! Así que yo ahora me aplico la crema desnuda (en casa, claro, en la playa no XD) y excedo con bastante la línea que protege el bikini. Y para no pringarlo todo de crema grasienta, me la aplico dentro de la bañera, así que si se cae alguna gota, se limpia muy fácilmente: vagonsejo solar.
  • Ahora es cuando viene otro truco del almendruco de mi cosecha. ADVERTENCIA: no tengo ningún test de seguridad hecho más allá de mi propia experiencia personal y no recomiendo a nadie que lo haga. Como mínimo consultadlo antes con vuestro médico o dermatólogo. El caso es que este invierno me compré una crema de esas de marca blanca de protección 50, porque en ese momento me urgía y era lo que había a mano. La crema en cuestión era como engrudo, hasta tal punto que enseguida atascó el aplicador y no había forma de extraerla del bote. Al llegar a casa iba a tirarla, porque era difícil sacarla del bote, ya que era tan espesa que ni volcándolo salía a no ser a pegotes. Así que se me ocurrió probar a mezclarla con un poco de agua y ponerla en un bote vacío con su aplicador. En un principio parecía que la crema y el agua no se combinaban, pero al cabo de unos días de reposo la crema estaba homogénea. Así que la utilicé. Aunque era de 50 FPS y le añadí poca cantidad de agua, no creo que la diluyera más de un 20%, no me voy a arriesgar a utilizarla para la playa o largas exposiciones, sino que la estoy utilizando en la terraza de casa, que no paso demasiado tiempo al sol. Y la verdad es que funciona. No me he quemado nada y ha cumplido su cometido. Eso sí, con esta crema “casera” es importante extremar las precauciones a la hora de aplicarla en abundancia y sobre todo esperar al menos media hora antes de exponerse al sol para que la piel absorba el agua de más y el filtro solar se estabilice y comience a actuar. Así que si os veis en un caso semejante y os da pena tirar la crema, podéis probar a hacer lo mismo, aunque yo la aprovecharía para cortos periodos de exposición, por si acaso. A mí me viene de perlas porque es raro que pase más de una hora al sol en casa y creo que aun diluido, el FPS es suficiente. Pero mucho cuidado con eso y en caso de duda, mejor utilizar la crema comprada tal cual.

Eso es todo por el momento. Mucho cuidadito, más vale coger un bronceado ligero a lo largo del verano que hacer ninguna locura y recordad que una piel bonita es una piel sana.

Recetina: Gyoza – Empanadillas japonesas

 

gyoza

Uno de mis platos favoritos de la cocina japonesa son las gyoza, una especie de empanadillas rellenas de carne y vegetales. Es una receta muy fácil de hacer, aunque se tarda un poquito, pero merece la pena.

Ingredientes:

  • Un paquete de obleas para gyoza.
  • 1/3 de col de tamaño medio picada.
  • 350 gramos de carne de cerdo picada.
  • Dos tallos de cebolleta picados (la parte verde).
  • Dos dientes de ajo rallados.
  • El mismo volumen de jengibre que de ajo, también rallado.
  • Una cucharada de sake.
  • Una cucharada de aceite de sésamo
  • Dos cucharadas de salsa de soja
  • Sal, pimienta y una cucharada de maizena.

Preparación:

Lo primero que haremos será mezclar todos los ingredientes bien. Una vez que los tengamos mezclados, cogemos las obleas que tienen que estar descongeladas si las hemos comprado congeladas. Se consiguen fácilmente en cualquier tienda asiática, ya que sirven las obleas para dimsum. Se pueden hacer caseras también, pero la verdad es que la receta ya me lleva bastante tiempo comprándolas hechas.

A continuación empezamos a rellenar cada oblea con una cucharadita de masa. Luego la doblamos por la mitad y la cerramos bien. Hay muchas formas de cerrar las gyoza. De todas las que he probado, la que mejor resultado me da es hacer una especie de abanico desde el medio a los extremos, pero si no os amañais o no os apetece, cerrándolas como una simple empanadilla también salen buenas. A mí me gusta hacerle esos pliegues porque me da la sensación de que la masa se compacta mejor alrededor del relleno al cocinarlas. Os dejo unas fotos donde podéis ver el proceso y también un vídeo.

Una vez que las tengáis todas hechas hay que cocinarlas. Las gyoza se pueden cocinar también de muchas formas, desde totalmente al vapor, hasta fritas o hervidas. A mí me gustan con una cocción mixta, primero doradas a la plancha y luego cocidas al vapor, de la forma que os voy a explicar.

Lo primero es poner todas las gyoza en una sartén con muy poco aceite. Yo he mezclado aceite de sésamo y de oliva. Una vez que estén dispuestas dentro, se ponen a dorar a fuego alegre hasta que se les forme una costra bien dorada. En ese momento se añade un vaso de agua y se tapan, dejándolas cocer a fuego medio durante 10 minutos. Pasado ese tiempo se destapa la sartén y se sube el fuego un poco más para evaporar totalmente el agua que pueda quedar. Habréis visto que han aumentado de tamaño y se ven brillantes y un poco gelatinosas. Pues listas para servir.

plato-lacocinaenrosa.wordpress.com

Las gyoza se acompañan tradicionalmente con salsa de soja a la que se le añaden unas gotas de aceite de sésamo picante. Podéis ver el bote en la foto que encabeza la receta. Si no queréis comprarlo, podéis usar aceite de sésamo normal o simplemente salsa de soja sin más. Buen provecho!!

Y ahora un detalle. Como veis las gyoza que os muestro esta vez no han quedado tan compactas y bien acabadas como las de la primera foto. Esto es porque las hice varias horas antes de freirlas y las dejé guardadas en la nevera. Esto hizo que se “sobrehidratara” la masa y creciese demasiado al cocerla posteriormente. Entonces lo ideal es rellenarlas en el momento en que las vayamos a comer. Sin embargo si no andamos muy bien de tiempo, prepararlas con antelación es una opción. No quedan tan ricas pero tampoco estan mal del todo. Así que a cocinar gyoza!

 

Escapada a Cracovia

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (27)

Pues he tardado en escribir esta entrada porque la verdad es que me quedó un poco de mal recuerdo después de tener que interrumpir súbitamente el viaje. Además me faltó por recorrer Auschwitz y las minas de sal, dos pesos pesados de la zona. Pero bueno, centrémonos en los tres días que pasamos en esa ciudad polaca, porque realmente merece la pena.

Seguramente lo primero que veamos en la ciudad es la Plaza del Mercado. Es la Plaza medieval más grande de Europa y además es muy bonita. En ella se encuentra el edificio de la Lonja de los Paños, que tristemente se ha visto invadida en su interior por tiendas de souvenirs y poco más. También en esa plaza se encuentra la Basílica de Santa María y la Torre del antiguo Ayuntamiento.

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (17)

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (29)

Otro importante punto de interés en nuestra visita se encuentra en la zona amurallada, donde podemos encontrar una fortificación muy interesante, la Barbacana, así como el parque Planty  y la Puerta de Florian.

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (14)

Otra visita imprescindible es al Castillo y Catedral de Wawel, una edificación importante durante el tiempo en que Cracovia fue la capital del país. En su interior podemos encontrar diversas exposiciones muy interesantes, con obras de arte de renombre. También desde la colina tenemos acceso a unas bonitas vistas sobre el río Vístula, así como a la cueva del dragón, con una curiosa estatua de un dragón que echa auténtico fuego por sus fauces!!

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (19)

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (21)

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (8)

Tampoco nos podemos perder la visita al Barrio Judío, donde se encuentra la Fábrica de Oskar Schindler y podremos conocer más sobre la vida de los habitantes de la ciudad durante la ocupación Nazi. Muy recomendable.

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (6)

Sea como sea, Cracovia es una ciudad preciosa, con múltiples rincones con encanto, en la que merece la pena perderse y disfrutar paseando por sus calles más tradicionales.

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (23)

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (24)

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (11)

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (15)

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (9)

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (3)

cracovia-lacocinaenrosa.wordpress (25)

Además de todo lo que pudimos disfrutar, nuestro viaje coincidió con la Semana Santa, una fecha muy importante para los polacos ya que la mayoría son católicos y bastante religiosos. Las iglesias de toda la ciudad celebraban varias misas muy concurridas. También pudimos ver numerosos puestos de comida y artesanía en la Plaza Mayor, lo que hace de esas fechas una ocasión perfecta para visitar la ciudad.

No puedo dejar de hablar, por supuesto, de la gastronomía. La cocina polaca tiene varios platos riquísimos, entre los que destacan los pierogi, una especie de empanadillas rellenas de carne o queso, la sopa de remolacha o de goulash

Bueno, pues espero que este pequeño acercamiento a la ciudad de Cracovia os haya resultado interesante y os anime a visitarla. Gracias por leerme!

Recetina: Lentejas estilo indio. Dhal rápido.

dhal-terminado-lacocinaenrosa.wordpress.com (Small)

Sí, repito dos veces el mismo tipo de entrada porque después de una temporada sin cocinar, he vuelto al redil. En mi afición por la cocina internacional, busco hasta platos que nunca he probado, como ocurre con la cocina de la India. Algún día visitaré el país, pero de momento me conformo con remedar sus recetas.

Esta receta de lentejas es muy rica, rápida y además es vegetariana. Yo no lo soy, pero disfruto igualmente de sus platos. Además es fácilmente adaptable al veganismo, así que es una receta apta para todos los públicos . Entre los ingredientes he incorporado varias verduras que no aparecen necesariamente en la receta original, pero me gusta añadir todas las que puedo a mis platos únicos para hacerlos más completos.

En esta ocasión he utilizado dos atajos para preparar el plato. Uno de ellos ha sido tomate frito, porque olvidé comprar tomates la última vez que estuve en el mercado. Mal por mí. La otra es la pasta de curry. Aunque se puede preparar el masala en poco tiempo, me resulta muy cómoda esta pasta. Se encuentra con facilidad en los supermercados y da muy buen resultado. Ojo, prestad atención a que sea pasta de curry, concentrada y no salsa de curry.

Ingredientes:

  • Lentejas. Lo ideal es que sean naranjas, peladas y partidas, pero no pasa nada por utilizar cualquier variedad.
  • Dos tomates rallados o troceados.
  • Verduras al gusto. En mi caso cebolleta, zanahoria, espinacas y calabacín.
  • Pasta de curry o garam masala.
  • Dos dientes de ajo.
  • Mantequilla, yogur y zumo de limón (opcional)

La preparación es muy sencilla. Lo primero es dejar en remojo las lentejas al menos media hora, para que se hidraten y tarden menos en cocinarse. Vamos troceando la verdura en daditos pequeños y también picamos el ajo.

ingredientes-dhal-cocinaenrosa.wordpress.com (Small)

Lo ponemos todo junto en una olla con bastante agua, una cucharada generosa o más de pasta de curry, al gusto y si queréis un poco de mantequilla y lo dejamos cocinar a fuego lento hasta que las lentejas estén hechas. Suele llevar entre 20-30 minutos si son lentejas partidas. Y ya lo tenemos!!! Para rematar el plato a mí me gusta ponerle un buen chorro de zumo de limón y también podemos añadir una cucharada de yogur para darle cremosidad .

Este plato se puede degustar de distintas formas. Una de ellas es dejarlo espesar bien para que quede como una crema y comerlo untando con pan naan. Yo he optado por dejarlo caldosito y tomarlo como plato principal, acompañado de arroz para hacerlo más completo. Buen provecho a todos!

Recetina: Fideos estilo yakisoba

tupper-yakisoba-lacocinaenrosa.wordpress.com (Small)

Todos habremos visto ya muchas veces los anuncios de pasta “yakisoba” instantánea en televisión y otros medios, pero realmente esas preparaciones se asemejan casi más a lo que en Japón conocen como ramen que a la auténtica yakisoba. Ese vocablo allí hace referencia a los fideos, si bien resulta que los fideos que se emplean no son los fideos soba, si no fideos o tallarines de trigo normal, parecidos a los que aquí se consumen, pero cocinados “a la plancha”más o menos, que es lo que allí significa “yaki”. Todo un lío.

Poniéndonos puristas, tampoco estos son unos auténticos yakisoba, ya que los ingredientes son un poco distintos, pero sí tienen el espíritu. Son muy fáciles de hacer y son muy adecuados para comer de tupper, ya que es un plato bastante completo con hidratos, verdura y proteína.

Ingredientes:

  • 200 gramos de pollo.
  • Media zanahoria grande o una pequeña
  • Media cebolleta o cebolla
  • Unas hojas de col.
  • Un ramito de brecol.
  • Salsa Yakisoba o de soja.
  • Tallarines o fideos de trigo.

La preparación del plato es muy sencilla. Recomiendo tener todos los ingredientes preparados antes de empezar a cocinar porque el salteado es muy rápido. La verdura hay que cortarla en tiras o bastoncillos para que sea sencilla de comer con palillos o si no tenéis mucha destreza, con el tenedor, pero lo principal es que todo esté en porciones de tamaño adecuado.

ingredientes-yakisoba-lacocinaenrosa.wordpress.com (Small)

Por un lado se prepara la pasta según las instrucciones del envase. Hay unos fideos que ya vienen precocinados envasados al vacío que son los ideales para este plato. Los podéis encontrar en la semana asiática del LIDL por ejemplo o en comercios asiáticos. Se deja escurrir la pasta una vez preparada y se reserva.

fideos-yakisoba-lacocinaenrosa.wordpress.com (Small)

Al mismo tiempo se van salteando los ingredientes en una sartén grande o wok, a fuego vivo con un chorrito de aceite. Primero el pollo y a continuación se añaden las verduras. Cuando estén ya salteados pero un poco al dente, ya que no queremos las verduras blandas ni demasiado cocidas, añadimos los fideos escurridos y mezclamos bien.

 

Ahora ya solo queda darle el toque final a nuestro plato. Lo ideal es utilizar salsa yakisoba, que se puede adquirir también en tiendas de productos asiáticos, pero si no la encontrais o no queréis emplearla podéis poner un chorrito de salsa de soja. Se añade a la sartén y se saltea unos instantes para que se mezclen bien los sabores. Y listo, tenemos nuestra pasta estilo yakisoba lista para comer.

terminada-yakisoba-lacocinaenrosa.wordpress.com (Small)

Si la queremos llevar en una fiambrera para más tarde conviene dejarla enfriar antes de meterla en el envase, para que la pasta no se reblandezca. El único inconveniente es que puede quedar un poquito seca, pero habitualmente se mantiene bien. Como podéis ver en la foto que encabeza la entrada, yo la decoré con copos de atún ahumado, para darle un puntito aun más auténtico. Se llaman katsuobushi y también se venden en tiendas especializadas. Así que buen provecho!!

Consejos para sacar de donde no hay

sacar-de-donde-no-hay-lacocinaenrosa.wordpress.com

Aunque ahora tengo un trabajo estable, por desgracia no siempre ha sido así. He pasado bastante tiempo saltando de trabajo temporal en trabajo temporal, con sueldos más que mediocres o contratos incluso de unos pocos días. Y entre ellos desesperantes periodos de paro. Lo que llaman el mundo laboral de los jóvenes. Todo eso, además de la corriente minimalista que parece que cada vez cobra más fuerza, me hace reflexionar acerca de lo material y lo necesario. Bien, aun el más asceta tiene ciertas necesidades e incluso debe concederse algunos “caprichos” que se salen de lo básico pero que hacen que nuestro paso por la vida sea mejor. Pero cuando el dinero es contado, cómo lo hacemos? Bueno, aquí os dejo unos cuantos trucos que seguro que a muchos ya se os habían ocurrido, pero nunca está de más recordarlos.

Gestionar los ingresos de dinero. Después de un periodo de privación, ver una nómina emociona a cualquiera. Y puede que nos volvamos locos comprando todo eso que necesitamos desde hace mucho ahora que podemos. Pero creo que es importante ahorrar una parte. Por  pequeña que sea. 10 euros ahorrados al mes suponen 120€ al año. ¿No os gustaría a veces contar con esos 120€? ¿No os supondría una diferencia muy notable en ciertos momentos? Bueno, pues a lo que íbamos. Guardar una parte en un sobre, en una cuenta de ahorro, en donde sea que no se toque a no ser que haga falta para algo muy muy básico. Al principio parece una tontería, pero tener un fondo de emergencia, aunque sea mínimo, es muy importante. Es posible que caigáis en la tentación de pensar que es ridículo pasar privaciones para guardar el dinero cuando os hace falta aquí y ahora, pero nunca sabemos en qué circunstancias estaremos en el futuro y lo que ahora os parece una privación absurda puede que más adelante se considerase un lujo. No esperemos al arrepentimiento.

guardar-lacocinaenrosa.wordpress.com (Small)

Las nuevas tecnologías. Es bastante probable que si estáis leyendo esto será porque tenéis un ordenador o un dispositivo conectado a internet. Ahora bien, ¿necesitáis pagar una conexión fija de banda ancha? ¿O prescindís totalmente de ella cuando no hay presupuesto? Hoy en día hay opciones para estar conectado muy asequibles o incluso gratis. Las empresas de telefonía virtual ofrecen unos contratos muy económicos y sin permanencia, lo que es muy interesante por si en un momento dado hasta esos 5 o 6 € hacen falta para otra cosa. Por esa módica cantidad se puede conseguir hasta un Giga de datos al mes, que es más que suficiente para utilizar aplicaciones de mensajería y hacer unas cuantas consultas en internet. Otra opción pueden ser las bibliotecas que ofrecen conexión gratuíta a internet. Cada vez más bares y cafeterías disponen de zona Wi-Fi para sus clientes, así que también es una opción sentarse a tomar un café y aprovechar para ver algunos videos en streaming. Una especie de cine en barato.

El vicio de pedir. Del punto anterior surge la cuestión de qué pasa si vuestro teléfono es obsoleto o se estropea. O si vuestro ordenador dice un día basta. Son aparatos muy costosos, incluso los más baratos del mercado. Y suponen un siete tremendo en cualquier presupuesto. Pero muchas veces estar offline no es una opción. Cada vez hay más empresas que utilizan la red para videoentrevistas, para buscar candidatos o simplemente no se puede estar sin teléfono “por si te llaman”. Pero no hace falta que sea nuevo o el último modelo. Hay dispositivos que tienen unos añitos pero que cumplen su función como campeones. ¿Sabéis? tal vez tengáis un familiar o conocido que haya cambiado de móvil, de tablet o de ordenador por un nuevo modelo con más prestaciones y os pueda regalar el antiguo. O en el peor de los casos venderoslo a un precio muy reducido. Podéis consultar páginas de compraventa. Yo me niego a tirar nada que funcione, así que cuando cambio algo, regalo el aparato antiguo o lo pongo a la venta por un precio mínimo. Me gusta que las cosas se usen mientras sirvan. No os cortéis en comentar que os vendría bien un teléfono, una tablet, un lector de libros electrónicos. Incluso podéis poner un anuncio solicitándolo. No es motivo de vergüenza en absoluto. Comentáis vuestras circunstancias de una forma simpática y por qué necesitáis ese accesorio y no podéis adquirirlo y puede que suene la flauta. Con el “no” ya estabais. Vale, un iPad 1, por ejemplo, no es lo más rápido del mercado, se cierra desesperantemente cada pocos minutos de navegación, pero es robusto, fiable y se puede conseguir muy asequible o incluso gratis. ¿No es mejor que nada? Merece la pena considerarlo.

dar-y-pedir-www.lacocinaenrosa.wordpress.com (Small)

Formas de arañar algún que otro euro. Hay ciertas formas de ganar dinero que son lentas, poco importantes, pero que pueden suponer una pequeña alegría. Por ejemplo las páginas de encuestas remuneradas. Como a estas alturas seguro que tenéis un dispositivo con internet, tenéis todo lo necesario. Son paginas que pagan apenas unos céntimos por realizar esas encuestas, pero céntimos son más que nada. El problema es que hay que esperar a tener una cantidad fija para cobrar, así que habrá meses que tal vez no veáis un duro. Pero cuando lleguéis al momento del cobro sin duda os dará una alegría. Puede que os financien la conexión a la red de ese mes. O que os sirvan para comprar una prenda de ropa o el detergente del trimestre. O simplemente un capricho. Yo en mis tiempos he llegado a cobrar unos euros, creo que 12 o 15, no recuerdo, a través de una de esas páginas y en ese momento os garantizo que una cantidad tan pequeña me dio un buen homenaje. Todo suma y todo cuenta. Puede que cuando estáis trabajando penséis que no merece la pena el esfuerzo por esa recompensa ridícula, pero puede que os encontréis en disposición de cobrarla en un momento en que os coja sin ingresos o con muchos gastos y entonces os alegrareis de ello.

Valorar cada gasto. Cuando el dinero escasea, es muy común tener miedo de gastar y que ese dinero que has empleado en una cosa más adelante te haga falta. Bien, eso está muy bien, tener cabeza es importante. Pero a veces el gasto es ínfimo y la privación de todo conduce a la larga a una situación de abatimiento totalmente lógica. Así que si os apetece algo que no es disparatado ¿seguro que no os lo podéis permitir de ninguna manera? Recordemos que tenemos el pequeño fondo de emergencia para esos momentos críticos. Entonces tal vez esa escapadita, esa cañita con su tapa para picar, esa salida con los amigos, esos pendientes o ese bolso de rebajas puede que no estén tan fuera de nuestras posibilidades. Ojo, eso no equivale a barra libre o a abrir la veda para el despilfarro, pero a veces la satisfacción de hacer algo que nos apetece mucho es casi salud. Si puedes, debes.

Y nada más. No sé si solamente he dicho obviedades pero si alguna de estas ideas os sirve en algún momento, me doy por satisfecha. Si tenéis alguna idea más para pasar esas épocas de escasez que casi todos vivimos alguna vez, estaré encantada de leer vuestro comentarios

DIY: Recogecables

recogecables-lacocinaenrosa.wordpress (8)

Yo no sé si sois más organizados que yo pero siempre tengo todos los cables de los dispositivos electrónicos hechos un lío. De vez en cuando los enrollo sobre sí mismos pero al final se deslían y el resultado es cables por todas partes.

Hace tiempo que vi una idea para mantenerlos recogidos en Pinterest, esa web que vale para todo y me quedé con la copla, así que en cuanto tuve un rato me puse a ello. Son facilísimos de hacer y además sirve cualquier retal o recorte de tela. En las versiones que he visto en la red la gente recomendaba pegar en una de las telas entretela térmica para darle rigidez, pero yo aun no he podido conseguirla. Aun sin ella cumplen bien su función.

Lo primero que tenemos que hacer es recortar dos tiras de tela de pequeño tamaño. Al gusto del consumidor. Yo he cogido un trozo de tela que me sobró de hacer el forro de una funda para el netbook que me hice. Puede que la hayáis visto en mi instagram.  Cosemos las dos tiras como siempre hacemos por el lado del revés, con las dos caras enfrentadas, dejando un pequeño trozo sin coser para darles la vuelta fácilmente. Y luego cerramos la abertura con una costura pegada al borde.

Como veis me ha quedado una chapuza de espanto, pero es que mi maña a la máquina es casi nula. Vosotros como sois más prolijos, lo haréis sin duda mucho mejor. Lo siguiente es coser un poco de velcro y hay que hacerlo en los lados opuestos y en las caras opuestas así como os muestro en las fotos:

Y ya está, terminado!! Listo para recoger cualquier cable que tengáis por ahí atravesado, guardarlo en el bolso o donde necesitéis. No más líos. Si os animáis a hacerlo me encantaría ver vuestras fotos, para lo que podéis ponerles el hashtag #cocinaenrosa. Así que a coser!

recogecables-lacocinaenrosa.wordpress (4)

5 ideas para empezar la primavera con buen pie.

cosas-hacer-primavera-lacocinaenrosa

Bueno, por más que quiero mantener este blog actualizado no hay forma. Supongo que para escribir o para hacer cosas tengo que estar tranquila e inspirada y últimamente ni uno ni otro. Como sabréis los que me conocéis, Tufi se perdió hace unos días y nos dio un susto de muerte, con lo que nuestro viaje a Polonia se vio truncado. Por ello la entrada que iba a escribir sobre Cracovia está postpuesta. Ahora mismo los recuerdos que tengo de la ciudad están empañados y ni ver las fotos quiero. Ya se me pasará el trauma.

Sin embargo una vez pasados los tres peores meses del año para mi gusto, que son enero, febrero y marzo, estoy recuperando mi optimismo. A ver si sale el sol para quedarse de una buena vez y con sol todo es más fácil.

Los americanos suelen hacer limpieza de primavera, será que con la alegría de que mejora el tiempo les apetece limpiar. A mí no, pero es que ni en primavera ni en verano ni en ningún momento. Pero sí que me apetece hacer cosas que pongan mi vida un poco más en orden, así que os voy a contar algunos de los propósitos que tengo para aprovechar esta estación.

  1. Cambiar la ropa de cama. No hablo de lavar las sábanas y eso, que supongo que lo hacemos todos regularmente, sino sustituir los tonos más apagados por otros más alegres. Entiendo que no a todo el mundo le gustan las flores. A mí sí me gustan las flores así que toca poner la cama muy primaveral. Si os gusta el negro pues la ponéis negra. Lo importante es sentirse bien en ella.
  2. Enderezar los menús. A mí en invierno no me apetece más que comer dulces, hidratos y cosas engordantes y no tan sanas porque total el tiempo es un asco y en ese caso quedarse en el sofá debajo de una manta con un chocolate no puede sonar mejor. Pero el buen tiempo y los días más largos a mí me hacen pensar en comida fresca y más ligera. Así que intentaré volver a la fruta y la verdura y los postres menos pesados.
  3. Salir de casa. Hay gente que disfruta saliendo al frío. A mí me asquea. El cielo está gris, el ambiente desapacible, los días son cortos y oscuros y al final no tengo ganas de nada. De hibernar en mi cueva y poco más. Solo le veo un poco de gracia al invierno si estás en una zona en que el invierno es invierno y tiene sus peculiaridades. Aquí en Canarias es algo descafeinado y aburrido. El horror. En primavera empieza a ser ya otra cosa.
  4. Ordenar y librarse de trastos. La apatía generalizada conduce al caos doméstico. Y el caos conduce de nuevo a la apatía y la desidia. Al final en vez de una casa encuentras un campo de batalla. El paso del tiempo hace que haya ropa o útiles desgastados por el uso o simplemente que ya no pintan nada en casa. Y las rebajas han traído otros nuevos e ilusionantes. Pues nada, a tirar-donar-guardar según proceda. El espacio limpio y vacío es más luminoso y ya habíamos quedado en que nos gusta la luz.
  5. Decorar. Una vez que la casa está ordenada podemos aprovechar para darle un nuevo toque a ciertos rincones que marquen la diferencia. Puede ser con unas flores frescas, unas macetas, unos complementos decorativos comprados o DIY o ya si nos liamos la manta a la cabeza hasta un cambio de pintura. El límite lo ponemos nosotros.

Bueno, pues ya os contaré si al final lo hago todo o no lo hago o se queda todo en el cajón de los proyectos pendientes esos que tenía que haber hecho pero no hice, que a estas alturas de mi vida tiene unas proporciones astronómicas.

St. Patrick’s Day: Pan de soda

Irish soda bread

Aunque no es una fiesta tradicional española, en Canarias hay muchos extranjeros y es una fiesta que celebra mucha gente. Con enormes gorros verdes en cada típico pub bebiendo jarras enormes de cerveza.

Yo espero beberme una Guinness hoy, pero mientras tanto os muestro una receta de pan de soda estilo irlandés. Es un pan muy fácil de hacer que no lleva levadura, sino bicarbonato como impulsor. No necesita amasado ni tiempo de levado y queda con un toque crujiente y tal vez casi abizcochado, pero muy rico.

Ingredientes:

  • 450gr de harina de trigo. Yo utilicé mitad harina integral.
  • 200-250 ml. de buttermilk.
  • Una cucharilla de bicarbonato.
  • Una cucharilla de sal.

Ingredientes-Irish-Soda-Bread-lacocinaenrosa

Preparación:

Lo primero es preparar la “buttermilk” si no la habeís conseguido. Una forma muy fácil de hacerla, un poco trampa, es cortar la leche con un ácido, bien sea vinagre o bien zumo de limón. Yo he probado con ambos y me gusta más el resultado que da el limón, aunque también aromatiza el pan, dejándole un olor mucho más marcado a bizcocho, pero la miga queda más aleveolada, aunque con vinagre no queda mal tampoco. Hay que poner un chorro en la leche y dejarla unos 15 minutos hasta que veamos que se coagula un poco.

Masa-Irish-soda-bread-lacocinaenrosa

A continuación se mezclan todos los ingredientes y se revuelven hasta hacer una masa compacta, sin amasar. La cantidad necesaria de buttermilk dependerá de la harina. A mí me han hecho falta unos 220 ml.

Se precalienta el horno a 180º y se coloca la masa en la bandeja cubierta con papel de horno para que no se pegue y se deja unos 30 0 40 minutos hasta que esté bien dorado y hecho. En la siguiente foto podéis ver el que hice cortando la leche con limón y el que abre la entrada es el hecho con vinagre.

Irish-soda-bread-lacocinaenrosa.jpg

No podéis decir que hacer pan es complicado. Con esta receta, aunque no es la masa de pan más ortodoxa desde nuestro punto de vista, cualquiera puede tener preparado un pan calentito, esponjoso y delicioso en menos de una hora. Solo queda disfrutarlo, por ejemplo untado con queso crema. Que aproveche!

Corte-iris-soda-bread-lacocinaenrosa

DIY – Funda para impresora mini

funda-impresora-mini-lacocinaenrosa.wordpress.com 12

Este año para reyes me han regalado una impresora portátil tamaño mini muy preciosa. Para imprimir directamente fotos desde el móvil y te salen además en una pegatina para que adornes con ellas lo que quieras.

El problema de estas cosas es que son bastante frágiles y llevarlas en el bolso sin protección puede hacer que cojan suciedad o lleven un golpe y se estropeen. Como la maquinita venía sin ningún tipo de funda, le hice yo una, bien acolchada. Ajustando las medidas según vuestras necesidades podéis utilizar el mismo sistema para hacer una funda para cualquier otro producto.

Para este proyecto he utilizado tela de algodón, una para el forro interior y otra para el exterior, además de guata de relleno. Se cortan dos rectángulos de cada tela y dos del relleno, más o menos de la misma medida:

las telas preparadas

A continuación se cose el relleno a la capa exterior. Para ello nos podemos ayudar con papel de seda, para que la máquina no se atasque con la guata:

Con la tela para el forro cosemos un saquito, un poco más pequeño de lo que será la bolsa exterior, ya que con la guata el espacio se reduce un poco.

 

Tendríamos entonces dos bolsas tal que así, una con guata y otra sin ella

funda-impresora-mini-lacocinaenrosa.wordpress.com 7

Unimos las dos bolsas de manera que todas las costuras queden hacia la parte oculta. Así, si hay hilos sueltos, no acabarán a la larga dentro de la impresora y quedará todo mucho mejor rematado.

Y ya la tenemos lista! Posteriormente yo le he colocado unos corchetes para cerrarla bien, pero podéis usar botones, velcro o simplemente dejarla tal cual.

funda-impresora-mini-lacocinaenrosa.wordpress.com 11